Corchetes

Se escriben pegados al primer y al último carácter del período que enmarcan, y separados por un espacio del elemento que les precede o que les sigue, salvo cuando encierran segmentos de palabra. Si lo que sigue al corchete de apertura o cierre es un signo de puntuación, no se deja espacio entre ellos.

Se emplean para aislar unidades lingüísticas que constituyen información complementaria o aclaratoria, uso en el que, en determinados contextos, reemplazan a los paréntesis, de empleo preferente con esa función.

Usos

*En citas: se emplean corchetes para aislar, cuando se cita un texto ajeno entre comillas, los comentarios y aclaraciones de quien está reproduciendo la cita. En este caso, indican que el comentario o aclaración no pertenecen al autor de la cita, sino al autor del texto en el que esta se reproduce. En cambio, cuando la información aclaratoria o complementaria no implica un cambio de autoría, se utilizan los paréntesis con este mismo fin.

*Con paréntesis: deben usarse los corchetes cuando dentro de un enunciado que va entre paréntesis es preciso introducir alguna pregunta o nota aclaratoria.

*En libros de poesía: suele colocarse un corchete de apertura delante de las últimas palabras de un verso cuando no se ha transcrito entero en una sola línea y se termina, alineado a la derecha, en el renglón siguiente.

*En las transcripciones de textos: se emplean para marcar cualquier interpolación o modificación en el texto original, como aclaraciones, enmiendas, adiciones o el desarrollo de abreviaturas. Al desarrollar abreviaturas, no se deja espacio de separación ante los corchetes de apertura. Tampoco va espacio delante ni detrás de los corchetes cuando aparecen en medio de una palabra.

*En las referencias bibliográficas: se encierra entre corchetes cualquier dato que no figure en la fuente, ya se restituya la información tomándola de una fuente secundaria, ya se indique su ausencia mediante la correspondiente abreviatura [s. e.].

*En obras de carácter lingüístico: se usan los corchetes para encerrar las transcripciones fonéticas.

*En omisiones: se usan tres puntos entre corchetes para indicar, en la transcripción de un texto, que se ha omitido un fragmento del original.

*En las fórmulas matemáticas o químicas: los corchetes sirven para encerrar operaciones que contienen otras ya encerradas entre paréntesis.