Dudas frecuentes

Tildes en las mayúsculas

Si les corresponde según las reglas de acentuación gráfica del español, las letras mayúsculas deben escribirse con tilde, tanto si se trata de palabras con mayúscula inicial como si se trata de palabras escritas en su totalidad con mayúsculas.

Las únicas mayúsculas que no se acentúan son las que forman parte de siglas.

Uso de adverbios con adjetivos posesivos

En la lengua culta debe evitarse el uso de adverbios como cerca, detrás, delante, debajo, dentro, encima, enfrente con adjetivos posesivos. No debe decirse *detrás mío, *debajo suyo, etc., sino detrás de mí, debajo de él, etc.

Los adjetivos posesivos son modificadores del sustantivo, por lo que solo el complemento encabezado por de que depende de un sustantivo puede sustituirse por un posesivo.

Ejemplo: el libro de Pedro = su libro o el libro suyo.

Pero los adverbios no son susceptibles de ser modificados por un posesivo, de manera que la transformación anterior no es admitida.

Ejemplo: delante de Pedro no equivale a decir *su delante, por lo que no se admite la forma *delante suyo.

Hubieron

Es la forma que corresponde a la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple del verbo haber.

Se emplea correctamente en los siguientes casos:

*Para formar la tercera persona del plural del pretérito anterior, seguida del participio del verbo que se está conjugando (Hubieron amado).

*Como forma de la tercera persona del plural del pretérito perfecto simple de la perífrasis verbal haber de + infinitivo, que denota obligación o necesidad (Los estudiantes hubieron de estudiar mucho). Hoy en día es mucho más frecuente el uso de tener que + infinitivo.

Usos incorrectos

*El uso de esta forma es incorrecto cuando el verbo haber se emplea para denotar la presencia o existencia de cosas, pues con este valor haber es impersonal y, por lo tanto, carece de sujeto.

Ejemplo: *Hubieron circunstancias atenuantes.

La forma correcta es: Hubo circunstancias atenuantes.

Escritura de prefijos

Para la correcta escritura de los prefijos, deben seguirse las siguientes normas:

*Se escriben siempre soldados a la base a la que afectan cuando esta está constituida por una sola palabra ( vicepresidente, antipánico, exmarido, superpoblación). No se consideran correctas las grafías en las que el prefijo aparece unido con guion a la palabra base o separado de ella por un espacio en blanco. Si se forma una palabra anteponiendo a la base varios prefijos, estos deben escribirse igualmente soldados, sin guion intermedio.

*Se unen con guion a la palabra base cuando esta comienza por mayúscula. También es necesario emplear el guion cuando la base es un número.

*Se escriben necesariamente separados de la base a la que afectan cuando esta es pluriverbal, es decir, cuando está constituida por varias palabras ( ex primer ministro).

Acentuación del adverbio solo y de los pronombres demostrativos

El adverbio solo y los pronombres demostrativos este, ese, aquel, sus femeninos y plurales deben escribirse siempre sin tilde, según las reglas generales de acentuación.

Las reglas ortográficas anteriores prescribían el uso de tilde diacrítica en el adverbio solo y los pronombres demostrativos para distinguirlos del adjetivo solo y de los determinantes demostrativos, respectivamente, cuando en un enunciado eran posibles ambas interpretaciones, para evitar la ambigüedad.

Acentuación de la conjunción copulativa o

La conjunción o se escribe siempre sin tilde, aun cuando aparece entre dos cifras.

Anteriormente se recomendaba el uso de la tilde en estos casos, para evitar la confusión con el número cero; pero este uso de la tilde diacrítica no está justificado, pues, tanto en la escritura mecánica como en la manual, los espacios en blanco a ambos lados de la conjunción evitan que ambos signos puedan confundirse.

Concordancia del verbo con sujeto formado por sustantivo cuantificador + complemento preposicional

Cuando el sujeto de la oración es un sustantivo cuantificador en singular (mayoría, resto, mitad, etc.) que se encuentra modificado por la preposición de más otro sustantivo en plural, el verbo puede ir tanto en plural como en singular (La mayoría de los alumnos no asistieron a clase/ La mayoría de los alumnos no asistió a clase).

Pero si el verbo lleva un atributo o un complemento predicativo, solo es normal poner el verbo en plural, pues el atributo o el predicativo deben concordar en plural con el sustantivo plural al que refieren (El resto de los animales estaban hambrientos).

Uso genérico del masculino

En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos (Los alumnos deberán aprobar el examen, y no *Los alumnos y las alumnas deberán aprobar el examen). La mención del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto.

La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje.

Función impersonal del verbo haber

Cuando el verbo haber se emplea para denotar la mera presencia o existencia de personas o cosas, funciona como impersonal y, por lo tanto, se usa solamente en tercera persona del singular. En estos casos, el elemento nominal que acompaña al verbo no es el sujeto, sino el complemento directo. En consecuencia, es incorrecto poner el verbo en plural cuando el elemento nominal se refiere a varias personas o cosas, ya que la concordancia del verbo la determina el sujeto (Había muchas posibilidades de ganar, y no *Habían muchas posibilidades de ganar; Ha habido muchas personas esperando, y no *Han habido muchas personas esperando).